beneficios hifu facial

Beneficios del HIFU Facial

Un tratamiento facial con ultrasonidos focalizados de alta intensidad, o HIFU facial para abreviar, es un tratamiento no invasivo para el envejecimiento facial.

Este procedimiento forma parte de una tendencia creciente de tratamientos antienvejecimiento que proporcionan algunos de los beneficios de un lifting facial sin necesidad de cirugía.

Estos tratamientos menos invasivos tienen un periodo de recuperación más corto que las opciones quirúrgicas, pero los resultados que proporcionan no son tan espectaculares ni duraderos.

Debido a esto, los dermatólogos recomiendan el HIFU solo para los signos de envejecimiento leves a moderados o tempranos, donde se consiguen unos resultados llamativos y duraderos.

En este artículo, veremos en qué consiste el procedimiento. También examinamos su eficacia y si tiene efectos secundarios.

¿Que es Hifu Facial?

Un tratamiento facial con HIFU utiliza ultrasonidos para crear calor a un nivel profundo de la piel. Este calor daña las células de la piel en cuestión, haciendo que el cuerpo intente repararlas. Para ello, el cuerpo produce colágeno para ayudar a que las células vuelvan a crecer. El colágeno es una sustancia de la piel que le otorga estructura y elasticidad.

Según el American Board of Cosmetic Surgery, los tratamientos no quirúrgicos con ultrasonidos, como el HIFU, pueden:

  • tensar la piel del cuello
  • reducir la apariencia de la papada
  • levantar los párpados o las cejas caídas
  • alisar las arrugas de la cara
  • alisar y tensar la piel del pecho

El tipo de ultrasonido que utiliza este procedimiento es diferente al que utilizan los médicos para la obtención de imágenes médicas. El HIFU utiliza ondas de alta energía para dirigirse a zonas específicas del cuerpo.

Los especialistas también utilizan el HIFU para tratar tumores en sesiones mucho más largas e intensas que pueden durar hasta 3 horas en un escáner de resonancia magnética.

¿Cómo es el procedimiento?

Los especialistas suelen comenzar el rejuvenecimiento facial con HIFU limpiando la zona elegida de la cara y aplicando un gel. A continuación, utilizan un dispositivo manual que emite las ondas de ultrasonido en ráfagas cortas. Cada sesión suele durar entre 30 y 90 minutos.

Algunas personas sienten una leve molestia durante el tratamiento y otras sienten un leve dolor después. Los especialistas en algunos casos pueden aplicar un anestésico local antes del procedimiento para evitar este dolor.

Los analgésicos de venta libre, como el paracetamol (Tylenol) o el ibuprofeno (Advil), también pueden ayudar.

A diferencia de otros procedimientos cosméticos, como la depilación láser, los tratamientos faciales con HIFU no requieren ninguna preparación.

Una vez terminada la sesión, tampoco hay tiempo de recuperación, lo que significa que las personas pueden seguir con sus actividades diarias después de recibir el tratamiento HIFU.

Las personas pueden necesitar entre una y seis sesiones, en función de los resultados que deseen obtener.

¿Tiene efectos secundarios?

En general, los datos indican que el tratamiento facial con HIFU tiene pocos efectos secundarios, aunque algunas personas pueden experimentar dolor y molestias justo después del procedimiento.

En un estudio, los investigadores descubrieron que, si bien algunas personas que se sometieron a un tratamiento con HIFU en la cara o el cuerpo manifestaron un leve dolor justo después del tratamiento, al cabo de un par de días o superadas las primeras semanas no manifestaron ningún dolor.

En otro estudio se observó que tan solo 25,3% de los participantes tenían dolores leves tras el procedimiento, pero que éste mejoraba sin ninguna intervención ni tratamiento.

Resumen

Un tratamiento facial con ultrasonidos focalizados de alta intensidad, o HIFU facial, puede ser una forma eficaz de minimizar los signos del envejecimiento.

Como técnica no quirúrgica, el HIFU requiere menos tiempo de recuperación que un lifting quirúrgico, los resultados no serán tan pronunciados pero aún así, los investigadores han descubierto que el procedimiento puede reafirmar la piel flácida, suavizar las arrugas y mejorar la textura de la piel.

Con unos buenos cuidados posteriores, los beneficios de un tratamiento facial con HIFU pueden durar aproximadamente un año, incluso más.

En Mi Tiempo, contamos con los últimos avances y ofrecemos el tratamiento de Hifu Facial, por lo que puedes ponerte en contacto con nuestro equipo para solicitar más información o ponerte en nuestras manos.

 

Publicaciones Similares

2 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *