consejos depilación láser vello restante

4 Tips para eliminar el vello después de tu tratamiento de láser

Si ya has comenzado con tu tratamiento de depilación láser o estás a punto de empezar con el, debes de saber que cada tipo de piel tiene una reacción diferente frente al láser, por ello aunque este tratamiento es capaz de eliminar para siempre la totalidad del vello corporal de la zona tratada, siempre quedará algo de vello residual y debilitado que podremos apreciar de forma puntual.

Para que seas capaz de por ti misma/o de conseguir la eliminación completa del vello corporal o facial y por tanto el mejor resultado posible frente a un tratamiento láser, hemos creado para ti este artículo con 4 consejos que puedes aplicar una vez hayas finalizado con tus sesiones.

->¡Empieza tu tratamiento de depilación láser con tu primera sesión Gratis!<-

1. No utilices pinzas o cera

Uno de los errores que todo el mundo comete una vez finalizado su tratamiento láser, es querer eliminar esos pocos pelitos restantes con pinzas, cera caliente o maquinillas.

Debes dejar que ese vello restante (ya debilitado por la incidencia del láser) caiga por si mismo, ni siquiera debes arrancarlo con tus dedos si vez que está a punto de caer.

El vello restante es residual y con el paso del tiempo termina cayéndose, es posible que necesites alguna sesión más o simplemente ajustar el láser a una mayor potencia en las sesiones restantes, algo de lo que nuestro equipo se encargará después de conocer tu tipo de piel y optimizar el tratamiento en base a tus necesidades.

2. Mantén una buena exfoliación en la zona tratada

Es muy positivo realizar un tratamiento de exfoliación una vez finalizado el tratamiento de depilación láser o como mínimo, una semana después de recibir una sesión, algo que puedes hacer tranquilamente durante el baño o ducha haciendo uso de una esponja, un guante o directamente con tu exfoliante corporal de confianza, o facial, en caso de que tu tratamiento esté enfocado en la zona facial.

Haciendo esto, conseguiremos abrir los poros de la piel, algo que terminará facilitando la caída total del vello restante que ya cuenta con una raíz gravemente debilitada.

3. Mantén la zona bien hidratada

El láser puede irritar la zona tratada los días posteriores a una sesión, por ello se recomienda utilizar cremas hidratantes, o extractos cicatrizantes como el aloe vera para evitar enrojecimiento, sequedad en la piel o irritaciones.

Debes evitar cremas comedogénicas, ya que pueden obstruir los poros y evitar que la piel transpire de forma correcta, algo que ralentiza el proceso natural de crecimiento del vello y por tanto, el tiempo que tardará en caer

Te recomendamos cremas sin alcohol, ligeras.

4. Rasura la zona tratada

Partiendo de la base de que el vello más resistente es el más sencillo de eliminar por el tratamiento láser, no debes caer en la tentación de arrancar esos pelitos debilitados que aparecen, al contrario, rasura la zona para que crezca más fuerte, ya que el láser tendrá una mayor incidencia en este tipo de vello.

y hasta aquí llega nuestro artículo de hoy, recuerda que puedes empezar tu tratamiento de depilación láser con tu primera sesión gratuita en nuestro Mi Tiempo en Benaguasil, donde nos ajustaremos a tu tipo de piel y vello corporal o facial para ofrecerte los mejores resultados posibles.

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *